viernes, 14 de febrero de 2020

¿Qué hay en el neceser de mi bolso?





¿A vosotras también os sucede que cada día lleváis más cosas en el bolso? La lista del mío resulta casi interminable, y más desde que nacieron las niñas, ya que siempre tengo que llevar algún juguete, snacks, agua, libretas... El caso es que intento llevar el menor peso posible y prescindo de muchas cosas que antes sí que llevaba, pero que en realidad apenas utilizaba, en definitiva, ¡hay que ser práctica!

Es por ello que en el neceser siempre cuento con productos todo terreno, que funcionan y que me van a sacar del apuro en esas ocasiones en las que necesitamos un retoque o refrescarnos en las largas jornadas laborales a las que nos enfrentamos cada día. ¿Qué llevo yo en el neceser de mi bolso? ¡Os lo enseño!

Desde hace ya varios años hay un producto que nunca, y digo nunca, falta en mi neceser: una toallita Naps. Son toallitas de algodón prensado que al humedecerse con agua crecen y se despliegan convirtiéndose en una toallita perfecta para limpiar la cara de las niñas, su culete, mis manos, maquillaje y lo que haga falta. Las he comprado en varios formatos: envueltas individualmente, en tubos, en packs, etc. En el bolso siempre llevo un par de ellas, son un comodín. 

Otra cosa imprescindible en mi neceser es una crema de manos. Soy profe y trabajo con tizas, toco a muchos niños, lápices, pinturas, así que haceos una idea de las veces al día que me lavo las manos, por eso siempre necesito llevar una crema de manos conmigo. En esta caso estoy usando la crema de manos Eight Hour de Elisabeth Arden.

Pertenece a la famosa línea de la marca "8 hour", y se trata de una crema que contiene 75 ml, tiene textura crema gel y aunque tarda unos segundos en absorberse, cuando lo hace no deja ninguna sensación pesada en las manos. Tiene un olor muy agradable e hidrata en profundidad, un básico para el invierno.

Siguiendo con la hidratación, en este caso le toca el turno a los labios. Siempre llevo un bálsamo labial en el bolso, y ahora en invierno aún con más motivo, ya que se me suelen cuartear  y los tengo muy deshidratados. Como siempre, tiro de básicos, y últimamente llevo en el bolso el bálsamo labial Reve de Miel de Nuxe.

En un bálsamo que adoro desde hace años, contiene cera de abeja, manteca de karitè, aceite de almendras Dulces y miel entre otros ingredientes y su textura súper fundente y su suave aroma hacen que aplicarlo a diario sea una gozada. Os he hablado de él en multitud de ocasiones, pero es que no me canso de usarlo, es un básico.



Con los labios ya hidratados, me gusta reaplicarme un labial, ya que a lo largo de la mañana el color va desapareciendo de la cara, por lo que siempre tengo a mano uno que me da aspecto de buena cara rápidamente. Últimamente estoy utilizando muchísimo los labiales de la línea Kokoro de Etnia, en concreto el que llevo en el bolso es el número 1 de sus Confort Matte.


Se trata de un tono "nude" que sube ligeramente el tono del labio y deja el típico look de "labio mordido", que me viene perfecto para cualquier ocasión, ya sea a mitad de mañana, en una prisa o tras una cena con amigos. Acabado mate pero sin resecar, buena duración y poca transferencia. Tick.

Otro producto que considero imprescindible en mi bolso es un corrector. En este caso el que más me gusta para retoques de última hora es el famoso Creaseless Concealer de Tarte, la famosa marca americana que ya podemos comprar en Sephora, y como sabéis, Tarte es conocida sobre todo por sus coloretes y por sus correctores.

El corrector de Tarte es muy cremoso, súper pigmentado y con un acabado hidratante, me encanta para retocar la ojera a lo largo del día o para corregir zonas puntuales. Hay que aplicar súper poca cantidad y trabajarlo muy bien hasta que quede integrado, una vez que lo hace no se mueve. Otro básico.

¿Más color en mi neceser? Sin duda. A lo largo del día mi maquillaje se va "desvaneciendo" y necesito recomponerlo. En ocasiones aplicar un poco de color sirve para volver a asentar un look, y a mí nunca me falta en el bolso un colorete en crema. Me gustan en crema porque son más sencillos de aplicar en un momento de prisa y porque no es necesario llevar brocha para hacerlo bien.

El que últimamente meto siempre en el neceser es un todo terreno, se trata de Kiss & Blush Baby Doll de YSL, en el tono 2. Un tono rosa empolvado que me gusta aplicar en las "manzanitas" del pómulo para dar un toque de color y frescura al maquillaje, y que además en ocasiones aplico también en los labios.

Tiene una textura mate empolvada y da un acabado muy natural y bonito tanto a las mejillas como a los labios, estoy deseando probar más tonos, echadles un vistazo porque son súper versátiles.

Además de lo que os he comentado antes, siempre llevo en el neceser un lápiz de ojos para reaplicar y mejorar el maquillaje. Mis favoritos desde siempre son los de Lancôme, ya os he hablado de sus lápices waterproof muchas veces en mis favoritos, pero es que sus Khol normales son una pasada también.

Le Crayon Khol en el tono 02 Brun es perfecto si a diario no soléis utilizar lápices negros como es mi caso. Para un buen ahumado de noche el negro me tiene conquistada, pero a la hora de maquillajes diarios, siempre utilizo estos tonos menos intensos. 

Es un tono marrón oscuro, con una dureza media, se desliza con facilidad en el párpado y aguanta bien el paso de las horas teniendo en cuenta que no es waterproof. Me gusta este tono sobre todo porque resalta el tono verde de los ojos, así que si tenéis alguna veta de este tono, echadle un vistazo al 02, seguro que os sienta fenomenal, yo llevo ya un montón de lápices gastados y seguiré con ellos.

Como os comentaba, una lista de básicos, clásicos e infalibles, todos están súper probados y con nota, así que ya veis que voy a lo seguro, no me la juego.

¿Compartís alguno de los productos de mi neceser? ¿Alguno que a vosotras nunca os falte?





(Algunos de los productos reseñados han sido enviados por las marcas).

martes, 4 de febrero de 2020

Not for me´s 10. Decepciones cosméticas.






Hacía ya tiempo que no os traía por aquí una entrada en la que os hablara de esos productos que a mí no me han funcionado, esta es la 10ª entrega ya de la serie: "Not For Me´s, mis decepciones cosméticas". En esta edición vais a encontrar productos de maquillaje y cosmética, os los enseño.

Hace unos meses con el boom de la marca Fenty Beauty de Riahanna, decidí comprarme una de sus bases, la Pro Filt´r. Se trata de una base de maquillaje de larga duración, con acabado mate suave y alta cobertura, para mí ideal, ya que esas son las características que yo suelo buscar en una base. Pero no, en mi piel no queda bien, he probado a utilizarla con brocha, con esponja, con las manos... En fin.

El caso es que sí que es cierto que tiene una cobertura buena, el color se me adapta muy bien y la duración no está mal, pero es que al aplicarla me surge un problema, a mí me marca los poros muchísimo. Con prebase alisadora debajo, encima, debajo y encima... En fin, le he dado muchas oportunidades, pero definitivamente me rindo con ella, no es para mí. Bye.

La siguiente de mis decepciones no ha hecho tanto daño a mi bolsillo como la base de Fenty, en esta ocasión es un producto low cost, de la marca de cosmética alemana Catrice, marca con la que me he llevado varias sorpresas muy agradables, pero que lamentablemente en esta ocasión su Prebase de ojos waterproof ha pasado a mi lista de productos no deseados.

Tengo que deciros que tengo los párpados bastante grasos, y últimamente y sin saber por qué, los he notado aún más grasos que habitualmente, lo que implica tener que utilizar una prebase de ojos casi inevitablemente y a diario si quiero que las sombras y el delineado me aguanten en su sitio. El caso es que un día paseaba por los stands de una perfumería cercana y vi este producto a muy buen precio, y como os decía, sabiendo que otras veces Catrice daba en el clavo, me la traje a casa.

Pero no, amiguitas, esta prebase no hace que mis sombras aguanten en el párpado por demasiado tiempo. Es verdad que potencia ligeramente la intensidad de las sombras o delineado que apliquemos, pero también es cierto que ese no es el principal objetivo por el que yo la compré. En unas 4/5 horas la prebase se pierde y con ella las sombras y el maquillaje de ojos en conjunto, la grasa del párpado hace su aparición y el resultado no es bonito, así que no, para mí es un no.

Siguiendo con el maquillaje, esta vez os quiero hablar de una esponja de maquillaje que últimamente se ha hecho muy famosa por el mundo "beauty", la esponja "Beauty Papa" de Aliexpress, que prometía ser un clon de la famosa Beauty Blender, pero no.

Partimos de la base de que yo adoro la Beauty Blender, no he encontrado ninguna esponja parecida ni de lejos, y eso que he probado muchas, creedme. El caso es que esta famosa esponja azul es bastante más grande que la original, es más difícil de manejar, y sobre todo, el principal "pero" que le pongo es que absorbe un montón de base, como que "se la chupa". Compré un par de ellas y sólo he estrenado una, y como os digo, apenas la uso. No ha sido una gran pérdida ya que su precio es muy económico, creo que me costó 2 $, pero la tengo relegada al fondo de un cajón, así que definitivamente tampoco es para mí.

El último producto de esta entrada es un serum de la marca alemana Weleda, en concreto su Serum reafirmante de granada. Me lo enviaron desde la web de Farmacias Direct y aunque le he dado muchas oportunidades, definitivamente no es un producto que yo os recomendaría. 

Se trata de un serum de 30ml destinado a pieles normales a secas y que promete ser reafirmante y anti arrugas. Tiene una textura muy agradable, no es nada graso, la piel lo absorbe con facilidad y no deja nada de residuo. ¿Entonces cuál es su problema? Pues son varios, por una parte que huele muchísimo a alcohol y me cuesta muchísimo aplicármelo por este motivo, y en segundo lugar y obviamente, su 2º ingrediente tras el agua es el alcohol. 

Es cierto que también contiene otros ingredientes que me gustan, pero detrás del alcohol, por lo que para mí es una fórmula que descarto. Una vez aplicada no me dejaba la piel demasiado tirante o seca, pero trato de evitar el alcohol denat en todos los productos de cuidado facial que utilizo.Como os digo, es otra de mis decepciones cosméticas.

¿Qué os han parecidos mis productos descartados de estos meses? ¿Coincidimos en alguno? ¿Hay alguno que vosotras incluiríais?

viernes, 24 de enero de 2020

Favoritos Enero.






Lo de que el tiempo vuela es, y cada día lo tengo más claro, una realidad en mi vida actual. Ayer mismo estaba pensando en qué ponerme para Nochevieja y hoy os vengo con una entrada de mis favoritos de enero, otro mes que ha pasado rapidísimo y del que no me he dado ni cuenta.

A pesar de mis percepciones, la realidad es que en este mes que ha pasado ha habido muchos productos que he utilizado casi a diario y que quiero enseñaros, ¡ojalá os sirvan de mini-guía para las rebajas de estos días! ¡O por si aún os queda algún ahorro de las fechas pasadas. ¿Empezamos?

Si me seguís por IG habréis visto varios de estos productos, uno de ellos es sin duda el labial del mes, se trata de "Bond Girl" de Charlotte Tilbury. Lo compré así como sin querer en la web de Doña Carlota aprovechando un descuento del -20% y aprovechando también que sus gastos de envío son súper baratos, unos 4€, me hice con este labial y con su perfilador a juego.




Si bien tengo que deciros que el perfilador no me acaba de convencer, ya que su tono no me parece exacto al labial y me resulta menos favorecedor, el labial ha sido mi "crush" de este mes. Se trata de un tono cereza subido  con un subtono "nude" que resulta súper favorecedor, no estoy usando otro para diario desde hace semanas.

Tiene un acabado mate, buena pigmentación, no reseca el labio ni deja parches y tiene una duración media teniendo en cuenta que no es un labial fijo. Pero lo que destaco por encima de todo es lo bien que sienta su color, tenéis que probarlo, yo estoy enganchada y no descarto hacerme con la nueva edición de sus Pillow Talk.




Otro producto que compré casi sin pensarlo es el limpiador con escualeno de The Ordinary. Lo vi en la web de  Look Fantastic y llamó tanto mi atención que me decidí a probarlo inmediatamente, aunque no tenía ninguna referencia sobre él, no había leído ninguna reseña ni buena ni mala de este limpiador. El caso es que estoy súper contenta con la compra ya que tiene una relación calidad-precio más que buena.

La fórmula como os digo contiene escualeno y glicerina para hidratar  y ácido málico para exfoliar suavemente y su textura es muy interesante: es una crema blanca que al contacto con el agua se transforma en aceite y elimina el maquillaje sin agredir para nada la piel. No es un limpiador muy sensorial, apenas tiene olor y su experiencia al utilizarlo no es nada especial, pero es muy efectivo.

Retira muy bien el maquillaje y las impurezas y no agrede para nada la piel. Además tiene un precio increíble, alrededor de los  6€, por lo que me parece un producto muy a tener en cuenta. La única pega que le pongo es que a mí me escuece en los ojos, así que hay que usar un producto específico para desmaquillarlos antes de usar este limpiador. Por lo demás, sobresaliente.

Siguiendo con el "Skincare", os quiero hablar de otro producto que me ha sorprendido muy gratamente. Biod es una marca que yo desconocía hasta hace muy poco, se trata de una marca española muy joven que elabora unos productos muy efectivos y que yo estoy siguiendo muy de cerca.

He probado su gel limpiador y me está encantando, es parte de mi rutina diaria sin ninguna duda,  y también su sérum con colágeno del que os quiero hablar hoy. Se trata del Epigenic Collagen Serum, un suero transparente con una densidad a medio camino entre líquida y gel, que se absorbe fácilmente y no deja nada de residuo. Me gusta aplicarlo por la mañana porque apenas tengo tiempo y este serum me permite aplicarme casi de inmediato la hidratante, ya que como os digo, la piel lo absorbe súper rápido.

Contiene glicerina, colágeno, elastina y ácido hialurónico de bajo peso molecular además de péptidos, ingredientes todos ellos que mi piel adora. Deja la piel muy fresca e hidratada y con una sensación de confort estupenda, perfecta para estos días de frío invierno castellano y piel seca con los que batallo últimamente.

Algunos productos llegan casi sin querer a tu vida y cuando lo hacen te sorprenden muy gratamente. En este caso quien me ha sorprendido para bien ha sido una marca americana de cosmética muy minimalista llamada Good Molecules y que se vende creo que en exclusiva en Beautylish. Hay varios de sus productos que me encantan como su bálsamo desmaquillador o su serum de péptidos, pero hoy os quiero destacar su tónico de Niacinamida que es una auténtica pasada.

Me gusta aplicarlo por la mañana con la piel limpia directamente con las manos sobre la cara pulsando sobre la piel ligeramente hasta que se absorbe, insistiendo sobre todo en la zona de la nariz y zona T, donde mis poros son mayores. Tiene una textura un poco más densa que los tónico a los que estoy acostumbrada, pero se absorbe rápidamente y deja la piel súper cómoda y bonita.

No contiene alcohol ni perfume y su principal ingrediente es la Niacinamida (Vitamina B3), arbutina, extracto de regaliz y vitamina C y no resulta nada agresivo con la piel, al contrario, como os digo deja la piel hidratada y cómoda. 

El último producto facial que quiero destacar es el Daily Reviving Concentrate de 
Kiehl´s. Veréis, cuando hace un par de años este concentrado vio la luz no le presté demasiada atención, su hermano mayor, el Midnight Recovery Concentrate ha sido durante tiempo uno de mis favoritos, sin embargo no sé por qué al concentrado de día no le presté atención.

Fue hace unos meses cuando se lo vi en un vídeo a Marikowskaya que decidí darle una oportunidad, y me está encantando. Lo aplico cuando noto la piel muy seca o cuando voy a aplicarme bases de maquillaje mate o de alta cobertura, ya que deja en la piel una luz y jugosidad súper bonita.

Lo uso después de la limpieza y el tónico y antes de la hidratante, pongo un par de gotas en la palma de la mano y después lo aplico sobre la piel de la cara presionando ligeramente con las manos. Aprovecho para inspirar profundamente ya que este concentrado lleva aceites esenciales que en este caso además de oler muy bien me aportan una sensación súper energizante, me encanta.

Contiene aceites de origen natural como el de raíz de jengibre, de girasol, almendra dulce y de tamanu y de nuevo entre mis favoritos, escualeno. No aporta nada de grasa ni se siente pesado y como os digo aparte de la luminosidad deja la piel muy cómoda y preparada para el maquillaje.

Dejando al lado el cuidado facial, tengo que hablaros de uno de los productos que no pueden faltar entre mis favoritos de cada mes, sobre todo en invierno: un buen aceite corporal. Soy la reina de la pereza en el cuidado corporal, y la única manera que tengo de hidratar la piel del cuerpo es a base de aceites ya que las cremas corporales me dan mucha más pereza.

Aplico estos aceites con la piel aún húmeda tras la ducha diaria y después me seco a toquecitos. No temáis, no dejan rastro ni residuo en la piel y sí una sensación de piel hidratada y gustosa. Uno de los aceites que más me gustan y con el que he repetido varias veces ya es el Skin Saviour Body Oil de Evolve. Evolve es una marca inglesa de cosmética natural que me gusta mucho, y de este aceite en particular ya os hablé en su día en esta entrada.

Está indicado para pieles castigadas y contienen aceites muy nutritivos como el de Rosa Damascena y baobab. Ingredientes 100% naturales. Deja la piel muy nutrida e hidratada, se absorbe fácilmente y apenas tiene olor. 

Con muy poca cantidad tienes suficiente para todo el cuerpo por lo que cunde muchísimo. Echadle un ojo si sois perezosas en vuestra rutina corporal o si tenéis una piel seca que necesite mimos extra.

¿Qué os han parecido mis favoritos de enero? ¿Compartimos alguno?





martes, 14 de enero de 2020

En mi baño: edición pelo.




Hace ya tiempo que no os enseño cómo estoy cuidando últimamente mi pelo, un pelo que necesita sobre todo hidratación, veréis tengo mucha cantidad de pelo (pero mucha), rizado, teñido y muy (pero muy) seco. Por eso mi objetivo principal en este momento es la hidratación, ya que si no aplico los productos adecuados  mi pelo se ve descuidado y sin brillo.

¿Cuáles son los productos que mejor me están funcionando últimamente? Os los enseño, empezando por el champú. Os diré que tengo ganas de que algún champú sólido me funcione bien y no me deje el pelo enredado y más seco de lo que ya de por sí es, pero hasta ahora no he tenido ningún éxito. He probado champús de Lush, de Kia Ora y de varias marcas más, pero con resultados parecidos en todos ellos, así que tras varios intentos con ellos, he tenido que volver a los champús líquidos.

Uno de mis favoritos de todos los tiempos y que a mi pelo le funciona genial es el champú de la línea Resistance de Kerastase, es un champú destinado a pelo muy dañado o muy seco, y aunque contiene SLS y siliconas, en mi pelo funciona muy bien. Me gusta mucho cómo huele, emulsiona muy bien y me gusta cómo deja de suave el pelo tras usarlo.

Después de la limpieza me aplico siempre una crema suavizante o una mascarilla que dejo actuar unos minutos mientras me enjabono el resto del cuerpo. En estos momentos estoy utilizando el acondicionador con extracto de cebolla de Mi Rebotica. Hace unos años probé un champú también de cebolla y al principio tenía miedo de que fuera a dejarme en el pelo olor a cebolla, pero nada que ver, exactamente igual que con este acondicionador. No os preocupéis por el olor porque es un olor frutal  muy agradable y desaparece, como en la mayoría de acondicionadores y champús, tras el aclarado.

Tiene una textura media y se extiende y aplica con facilidad. Tras dejarlo actuar unos minutos, lo aclaro con agua tibia y me gusta porque controla bastante bien el encrespamiento de mi pelo, lo deja suave y sin apelmazar ni aportar peso, como me sucede con otros suavizantes que le aportan demasiada textura a mi pelo.

Una vez por semana me aplico una mascarilla capilar. Por mí la utilizaría cada vez que me lavo el pelo, pero las mascarillas en general me dejan el pelo pesado, así que procuro hacerlo como os digo una vez por semana. En estos momentos estoy usando una de manteca de Matcha de Deva Curl que me entró en una cajita Sephora Play, cajita que compro en Sephora USA y que está siendo todo un éxito de ventas en EEUU.

Es una mascarilla destinada a pelo rizado con manteca de té matcha, extracto de remolacha y aceite de almendra dulce para sellar la cutícula, mejorar la elasticidad e hidratar la fibra capilar. Tiene una textura densa y un olor muy agradable. Lo aplico con el pelo húmedo de medios a puntas, lo dejo actuar y retiro con agua tibia.

Tengo que deciros que me encanta esta mascarilla y que tengo muchas ganas de que la vendan en España porque es una de las mascarillas más hidratantes que he probado. Me deja el pelo súper suave y muy suelto y lo mejor de todo, sin tirones, porque cada vez que me lavo el pelo sufro un montón para densenredármelo, y con esta mascarilla he notado mucho la diferencia en cuanto a tirones, el peine se desliza por el cabello mucho más suavemente.

Muchas pensaréis que para vuestro pelo esta rutina sería suficiente, pero creedme cuando os digo que mi pelo necesita más hidratación, así que después de la ducha y con el pelo aún húmedo y tras secarlo con la toalla me pulverizo varias pulsaciones del acondicionador en spray con aceite de coco de Palmer´s también de medios a puntas. Huele fenomenal a coco, no me aporta textura y ayuda a hidratar y desenredar el pelo. Lo aplico en el pelo de mis niñas también y les encanta. Lo he comprado en la web de Look Fantastic y podéis encontrar la marca también en esta web.

Los días en los que voy a utilizar planchas y alisarme el pelo, sustituyo el spray de Palmer´s por un serum alisador como el de Kosei, marca cosmética española muy joven y con varios de sus productos entre mis favoritos de distintas categorías. Utilizo el serum sobre el pelo aún húmedo y básicamente para protegerlo del calor del secador y las planchas. Como ya os he comentado, tengo el pelo super seco y cualquier producto que me ayude a protegerlo del calor es bienvenido. Durante el verano lo dejo secar al aire y normalmente con eso me basta, pero en invierno y con las nieblas de Valladolid necesito secar y peinar y eso implica siempre calor.

Este serum ayuda además a controlar el encrespamiento que en mi pelo es mucho, y aporta bastante brillo, cosa que siempre viene bien, ¿verdad, amigas pelisecas como yo? Lo suelo aplicar con el pelo aún húmedo de medios a puntas y después seco y peino como os he contado, secador y planchas normalmente. Tiene una textura densa y deja en el pelo un olor muy fresco y agradable.

El último paso y con el pelo ya peinado es aplicar un aceite capilar, en este caso estoy usando el de Argan de Cocunat. Cocunat es una marca española que apuesta por la cosmética natural, y su aceiote es una gozada para mi pelo, que literalmente se lo bebe. 


Contiene Aceites de Argán, Almendras Dulces, Girasol, Calabaza y Sésamo y lo aplico de medios a puntas para controlar el encrespamiento, pulir el peinado y dejar un acabado sano, es perfecto para el pelo seco y yo en ocasiones lo aplico también antes de lavarme el pelo como "mascarilla". Lo aplico un par de horas antes y dejo que el pelo lo absorba para darle ese chute extra de hidratación que tanto necesita.

¿Qué os ha parecido mi rutina de pelo? ¿Utilizáis alguna parecida? ¿Algún producto que me recomendéis?








Design by Winter Studio © 2015.