lunes, 20 de noviembre de 2017

Cuidados otoñales extra.




Parece que poco a poco va llegando el otoño ¡por fin! Y con él el tiempo de quedarse en casa un poco más que hasta ahora, y no sé vosotras, pero a mí estos son momentos en los que me apetece más que nunca mimarme un poco más de lo habitual; me gusta dedicar un rato a la semana para hacer mi momento "spa" y aplicarme todos esos productos que habitualmente no tengo tiempo de usar.

Hasta hace poco solían ser los domingos, pero ahora con las dos niñas cualquier día de la semana en que tengo un rato libre lo aprovecho para embadurnarme, exfoliarme y darme todos los productos extra que necesito. 

Comienzo con el bálsamo de baño de Rodial, un producto que se usa en baño y ducha, produce una espuma ligera y huele a vainilla y miel suavemente, sin resultar empalagoso, es perfecto tras un largo día en el que necesitamos relajarnos. Ideal para momentos como estos en los que puedo permitirme estar unos minutos más en el baño. 

También en el baño y con la piel húmeda aprovecho para aplicarme el exfoliante corporal, el que uso ahora mismo pertenece a la famosa línea Reve de miel de Nuxe, seguro que muchas conocéis su famoso bálsamo labial, que yo adoro, y este exfoliante nutritivo no podía ser de otra manera, me encanta. Contiene miel, granos de arroz, cristales de azúcar y aceites de girasol, argán y borraja y deja la piel muy suave e hidratada, además de que huele tan bien ¡que dan ganas de comérselo! 

Siguiendo con los exfoliantes, llevo un tiempo utilizando el exfoliante facial "Golden Exfoliation" de Green Love, un exfoliante en crema con ágave, enzimas de papaya, fresa y Rhassoul. Me encanta cómo deja la piel de suave y lisa y no me resulta nada agresivo ya que sus partículas son muy suaves. Aplicamos, dejamos actuar y retiramos, sencillo y efectivo. 

Tras estos momentos de relax, llega el turno de los mimos, en el cuerpo me encanta aplicarme aceites, y el que estoy terminando en estos momentos con todo el dolor de mi corazón es el Aceite de Magnolia de Leonor Greyl, una mezcla de aceites vegetales que reparan y suavizan la piel, la dejan hidratada, suave y nutrida y con un olor muy ligero a magnolia extremadamente agradable, me encanta aplicarlo en todo el cuerpo con la piel aún húmeda y después secarme. 




Después de este ritual llega mi momento favorito, las mascarillas. En general en este punto es en el que más varío, puedo utilizar la mascarilla Aura de Antipodes, una mascarilla con miel de manuka, iluminadora y regeneradora que sirve tanto para pieles deshidratadas como para pieles con imperfecciones. Me encanta su olor a vainilla y mandarina y lo suave y luminosa que deja la piel. En las ocasiones en que noto la piel más congestionada, me aplico una mascarilla purificante como esta de Sukin con arcilla rosa, kaolin, aloe vera, aceite de jojoba y rosa mosqueta, limpia suavemente sin dejar la piel tirante, la compré porque la recomendó Lisa Eldridge en un post, y esta señora nunca falla, me encanta.

Para los ojos utilizo la misma mascarilla desde hace meses, la mascarilla express para ojos y labios de Esdor, una mascarilla que hidrata y refresca la zona del contorno de ojos, dejando la zona suave y descansada, lo que necesita mi contorno de ojos exactamente. La dejo un par de minutos mientras se seca la mascarilla de la cara y me voy secando, para después retirarla con agua tibia. Imprescindible.

En ocasiones aplico algún otro tratamiento extra, dependiendo de cómo encuentre mi piel; si tengo algún granito localizado, Effaclar Duo de la Roche Posay los seca muy rápidamente y es al que siempre acudo en esos días en los que encuentro mi piel revuelta. Si lo que necesito es un extra de hidratación, como me ocurre últimamente, me han sorprendido muy gratamente las ampollas de proteoglicanos de Skin Clinic dan muy buenos resultados de manera puntual o con uso continuado, aportando flexibilidad en la piel y mucha luz. Apuntadlos para estas próximas fiestas. 

Y después de este Spa casero, relajada, exfoliada e hidratada, no queda más remedio que salir del baño e ir directa a la cama, con todos estos productos y un sueño reparador al día siguiente luciremos perfectas, ¡si es que mis niñas me dejan!

¿Soléis haceros estos tratamientos en casa habitualmente? ¿Algún producto favorito que no deba perderme?




9 comentarios

  1. Al Reve de Miel exfoliante y a la mascarilla de ojos/labios de Esdor les tengo muchísimas ganas.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una pasada ambos, nena. Si te animas ya me dirás! :)

      Eliminar
  2. Q maravilla,me encanta tu super ritual de mimos y cuidados extra!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay que sacar el arsenal de vez en cuando! :)

      Eliminar
  3. Qué buen ritual oiga!!! Yo por ahora abuso más de aceites en esta época... y mascarillas hidratantes por todas partes :P
    un besito reina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo aceites a diario un montón tambien! :)

      Eliminar
  4. Me he quedado relajada nada más leyendo el post, con unos productos así seguro que te quedas en una nube al terminar. De rodial solo he probado una mascarilla y no me pudo gustar más (pero que cara...) y de Leonor Grey estoy usando un aceite pero para el pelo, y lo deja genial. Me ha gustado tu rutina relajante, me pillo algunos tips para montarme la mia!
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. A mi me encantan estos "momentos spa" y procuro uno cada semana si puedo. Me llama mucho esa mascarilla de Esdor, me parece que seguro me encantaria
    Un besote

    ResponderEliminar
  6. ¿Dónde si no? jaja, sin tiempo es vital que lo haga en casa, así que con nocturnidad voy utilizando lo que la piel me pice. Me llama muchísimo la atención el exfoliante que nos muestras y también la mascarilla de Esdor.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar

Design by Winter Studio © 2015.