lunes, 20 de noviembre de 2017

Cuidados otoñales extra.




Parece que poco a poco va llegando el otoño ¡por fin! Y con él el tiempo de quedarse en casa un poco más que hasta ahora, y no sé vosotras, pero a mí estos son momentos en los que me apetece más que nunca mimarme un poco más de lo habitual; me gusta dedicar un rato a la semana para hacer mi momento "spa" y aplicarme todos esos productos que habitualmente no tengo tiempo de usar.

Hasta hace poco solían ser los domingos, pero ahora con las dos niñas cualquier día de la semana en que tengo un rato libre lo aprovecho para embadurnarme, exfoliarme y darme todos los productos extra que necesito. 

Comienzo con el bálsamo de baño de Rodial, un producto que se usa en baño y ducha, produce una espuma ligera y huele a vainilla y miel suavemente, sin resultar empalagoso, es perfecto tras un largo día en el que necesitamos relajarnos. Ideal para momentos como estos en los que puedo permitirme estar unos minutos más en el baño. 

También en el baño y con la piel húmeda aprovecho para aplicarme el exfoliante corporal, el que uso ahora mismo pertenece a la famosa línea Reve de miel de Nuxe, seguro que muchas conocéis su famoso bálsamo labial, que yo adoro, y este exfoliante nutritivo no podía ser de otra manera, me encanta. Contiene miel, granos de arroz, cristales de azúcar y aceites de girasol, argán y borraja y deja la piel muy suave e hidratada, además de que huele tan bien ¡que dan ganas de comérselo! 

Siguiendo con los exfoliantes, llevo un tiempo utilizando el exfoliante facial "Golden Exfoliation" de Green Love, un exfoliante en crema con ágave, enzimas de papaya, fresa y Rhassoul. Me encanta cómo deja la piel de suave y lisa y no me resulta nada agresivo ya que sus partículas son muy suaves. Aplicamos, dejamos actuar y retiramos, sencillo y efectivo. 

Tras estos momentos de relax, llega el turno de los mimos, en el cuerpo me encanta aplicarme aceites, y el que estoy terminando en estos momentos con todo el dolor de mi corazón es el Aceite de Magnolia de Leonor Greyl, una mezcla de aceites vegetales que reparan y suavizan la piel, la dejan hidratada, suave y nutrida y con un olor muy ligero a magnolia extremadamente agradable, me encanta aplicarlo en todo el cuerpo con la piel aún húmeda y después secarme. 




Después de este ritual llega mi momento favorito, las mascarillas. En general en este punto es en el que más varío, puedo utilizar la mascarilla Aura de Antipodes, una mascarilla con miel de manuka, iluminadora y regeneradora que sirve tanto para pieles deshidratadas como para pieles con imperfecciones. Me encanta su olor a vainilla y mandarina y lo suave y luminosa que deja la piel. En las ocasiones en que noto la piel más congestionada, me aplico una mascarilla purificante como esta de Sukin con arcilla rosa, kaolin, aloe vera, aceite de jojoba y rosa mosqueta, limpia suavemente sin dejar la piel tirante, la compré porque la recomendó Lisa Eldridge en un post, y esta señora nunca falla, me encanta.

Para los ojos utilizo la misma mascarilla desde hace meses, la mascarilla express para ojos y labios de Esdor, una mascarilla que hidrata y refresca la zona del contorno de ojos, dejando la zona suave y descansada, lo que necesita mi contorno de ojos exactamente. La dejo un par de minutos mientras se seca la mascarilla de la cara y me voy secando, para después retirarla con agua tibia. Imprescindible.

En ocasiones aplico algún otro tratamiento extra, dependiendo de cómo encuentre mi piel; si tengo algún granito localizado, Effaclar Duo de la Roche Posay los seca muy rápidamente y es al que siempre acudo en esos días en los que encuentro mi piel revuelta. Si lo que necesito es un extra de hidratación, como me ocurre últimamente, me han sorprendido muy gratamente las ampollas de proteoglicanos de Skin Clinic dan muy buenos resultados de manera puntual o con uso continuado, aportando flexibilidad en la piel y mucha luz. Apuntadlos para estas próximas fiestas. 

Y después de este Spa casero, relajada, exfoliada e hidratada, no queda más remedio que salir del baño e ir directa a la cama, con todos estos productos y un sueño reparador al día siguiente luciremos perfectas, ¡si es que mis niñas me dejan!

¿Soléis haceros estos tratamientos en casa habitualmente? ¿Algún producto favorito que no deba perderme?




lunes, 13 de noviembre de 2017

Top 3 Iluminadores (con mis amigas).





Hacía tiempo que no os traía por aquí un post elaborado junto con compañeras bloggers como el que os quiero enseñar hoy. Diana de "Entre brochas y paletas", Ana de "Ana Chal",  Vir de "Vircore" y yo, hemos seleccionado nuestros tres iluminadores favoritos para daros ideas que seguro que para estas navidades que se aproximan os vendrán bien, ¡se aproxima la época del bling, bling!

Y yo tengo que empezar la entrada diciendo que no suelo usar iluminador. Entendedme, me gusta un poco de brillo saludable y es cierto que cambia la complexión, pero yo tengo dos motivos que me suelen impedir utilizarlo a diario. El primero es que no tengo tiempo, con dos niñas tan pequeñas, la mañana es un poco caótica en casa por lo que suelo utilizar productos rápidamente y salir corriendo, el iluminador no suele ser uno de ellos.

El segundo es que no me gustan los maquillajes muy llamativos y la moda actual del iluminador a paladas sinceramente no va conmigo. Y diréis ¿entonces por qué una entrada de iluminadores? pues muy sencillo, sé que sois muchas las que estáis en mi situación: o no tenéis tiempo o si lo tenéis, utilizáis productos discretos y sencillos que no te hagan parecer una bola de discoteca si se te va la mano ligeramente. Yo los uso básicamente en maquillajes de tarde/noche. Os enseño mis elegidos:




1- Nars. Orgasm.
El primero que llegó a mi vida hace años ya (sólo tenéis que ver que es el formato antiguo), y el que más he usado con diferencia. Perfecto para maquillajes de noche, tiene un tono parecido al del famoso colorete de la marca, otro de mis "musts" en maquillajes nocturnos.

Es un iluminador con una textura líquida y que hay que trabajar antes de aplicar para que la fórmula se mezcle bien. Yo lo utilizo mezclando una gota con mi base de maquillaje habitual para dar más luminosidad en general, encima del colorete "Orgasm" o como iluminador por sí solo, aplicándolo con una brocha como la Setting Brush de Real Techniques. No tiene un olor determinado, es muy fino y ligero y aporta a mi complexión un velo cálido y luminoso muy favorecedor.

Perfecto si tu piel es pálida y tiene subtono cálido, creo que en subtonos rosados no resultaría tan favorecedor. Un clásico que a día de hoy me sigue encantando, de mis mejores compras.

2- Benefit. Watt's Up.
Este iluminador llegó a mi vida el año pasado después de leer muy buenas críticas sobre él. Se trata de un iluminador en roll-on que vamos girando para que salga más cantidad, viene con una esponja aplicadora pero yo sinceramente no lo utilizo así nunca, lo aplico con los dedos y casi siempre sobre el maquillaje como un iluminador clásico: en el hueso de la  mejilla, el arco de cupido, tabique nasal, etc.

Es un iluminador en dorado/champagne en crema que se transforma en polvo al aplicarlo y que se difumina muy fácilmente con el dedo dejando mucha luminosidad en el rostro, una luz sana y natural muy bonita. Este iluminador puede sertarle bien a más complexiones, no solo las que tengan subtono cálido, sino que también funcionaría bien en pieles más rosadas. Me gusta particularmente su textura cremosa nada grasienta y su duración en la piel, es de los que más permanecen.

3-Mac. Cream Colour Base in "Hush".
Ha sido mi compra más reciente, movida de nuevo por los buenos comentarios y críticas que leí sobre este producto. Los Cream Colour Base de Mac son productos muy versátiles que se pueden utilizar de muchas y distintas maneras, yo lo suelo utilizar básicamente de dos: como base para sombras de ojos, ya que aportan duración e intensidad a éstas e impiden que se metan en los pliegues, y la mayoría de las veces lo utilizo como iluminador sobre el maquillaje, es decir, en la manera clásica de usar un iluminador, a toquecitos con la yema de los dedos. 

A primera vista parece un colorete en crema y se puede utilizar con este propósito, pero en mí no destaca demasiado de esta manera por lo que lo aplico sobre el colorete. Es un iluminador melocotón claro con textura "frost", que aporta una luminosidad muy natural, como a mí me gusta y que se extiende increíblemente bien sobre la piel. 

En definitiva, un producto versátil, elegante y que deja una sensación muy ligera y nada pesada sobre la piel. Otro producto super recomendable si os gustan los iluminadores que dejan un acabado natural y no muy llamativo en vuestra piel.

Y estos han sido mis elegidos para este "top 3", decidme si compartimos favoritos, y os animo a que visitéis los blogs de mis compañeras para ver si coincidimos en alguno ¡y crear nuevas necesidades!










viernes, 10 de noviembre de 2017

Mis infalibles.








A todas nos gusta incorporar nuevos productos a nuestra rutina diaria, pero yo tengo que deciros que soy una chica muy clásica y que mis gustos no suelen variar a lo largo del año a excepción de los esmaltes de uñas y quizá los labiales.

El ser mami de dos niñas muy pequeñas hace que necesite tener unos básicos a los que recurrir siempre y que me hagan perder el menor tiempo posible, ni se me ocurre pensar en desmaquillar una sombra que no me guste o un colorete que me siente fatal.

Es por eso que hoy os quiero hablar de mis infalibles, los productos a los que siempre acudo cuando necesito básicos que me funcionen. Y ninguno de ellos me falla. ¿Los vemos?

Es una de mis últimas incorporaciones al grupo. Mi tono es el vainilla, y al principio me pareció algo amarillento, pero no es así, una vez aplicado se adapta a mi NC20 de maravilla. Cobertura media, acabado luminoso, no parchea y tiene una buena duración en mi piel mixta. Aprobado con nota.

Poco se oye hablar de este corrector de ojeras para lo bien que funciona. No se mete en los pliegues, cubre muy bien, dura y tiene un precio fantástico, si no lo habéis probado, ¡estáis perdiendo tiempo y dinero! Desde que entró en mi rutina ha sustituido a todos los anteriores que yo usaba de alta gama. Infalible.

Uno de los decanos en mi lista de favoritos. Los probé por recomendación de María Make Up Zone pues salían en un vídeo suyo de hace tiempo y desde entonces no me faltan, he probado otros muchos pero al final siempre vuelvo a ellos. Polvos sueltos translúcidos que sellan el maquillaje y dejan la piel perfeccionada y sin acartonar. No contienen siliconas ni parabenos, se difuminan perfectamente y no me marcan arruguitas ni pliegues. Estos fueron un regalo de Deb, de Cute Lady Make Up¡más maja! Un producto 10.

Otro regalo de una amiga blogger, Marina de Pink Fluid for You, llegaron a mi vida sin mucha información sobre ellos, sin tener mucha fe, y sin embargo se han quedado en mi rutina de básicos. Son unos polvos muy sedosos, con una pigmentación muy alta, se difuminan muy bien, no dejan parches y dan un acabado muy luminoso sin tener shimmer. Los aplico para broncear un poco mi palidez, pero ojo, no para contornear ya que son un poco anaranjados para eso. ¡Un par de toques y la vida vuelve! Tenéis que probarlos.

Tengo varios coloretes de esta marca y tengo que deciros que tanto los formatos en crema como los formatos en polvo son brutales. El que hoy os enseño es uno de mis favoritos en polvo, el tono es un coral rosado con un shimmer muy ligero que queda espectacular en las pieles pálidas como la mía. Lo he usado en verano muchísimo y sigue entre mis básicos en otoño. Pigmentación buena sin ser exagerada, acabado natural y se difumina perfectamente. Merece la pena la inversión en estos coloretes.

Debo ser la loca de las paletas de ojos, porque tengo sombras para toda mi vida y las de mis hijas juntas. Y unas de mis favoritas son las de la gama Naked De Urban Decay. Tanto la Naked 1 como la 2 llevan años en mi vida y aunque añada otras paletas a mis favoritas, éstas siempre vuelven a mi lista, son fáciles, versátiles y tienen una calidad estupenda. Últimamente la que más uso es la 2, perfecta para ahumados suaves a diario o looks más potentes de noche. ¿La tenéis?

No conozco un lápiz de ojos marrón mejor que éste. Es el que usé para mi boda y aguantó risas, lágrimas, sudor, y muchas horas intacto. Perfecto para la línea superior del ojo y como base para ahumados. Tiene un color marrón oscuro que resalta los ojos verdes, es cremoso, se fija muy bien y como os digo dura horas. El que más tiempo lleva en mi lista de favoritos, años ya.

Llegó a mi rutina casi por casualidad, en una paleta Naked y desde entonces no me falta. Tiene un gupillón grande pero fácil de manejar, separa las pestañas, es cremosa, no deja grumos ni residuo, es de un negro intenso y sobre todo da mucho volumen, que es lo que yo y mis pestañas pedimos a una máscara para entrar en este grupo de infalibles. Muy top.

Una barra de labios verde. ¿Cómo va a ser una barra así una de mis favoritas? Pues veréis, a pesar de su color y su aspecto, este labial contiene pigmentos que se adaptan a cada piel de manera diferente, y yo no sé si a todo el mundo le funcionará, pero a mí me encanta. Muy hidratante, por lo que es perfecto para el día a día, deja un tono de labio mordido precioso y se va perdiendo muy sutilmente, es decir, no os va a dejar parches ni restos antiestéticos en los labios, cosa que odio, sino que se va desvaneciendo a lo largo de las horas. Mamis del mundo y mujeres en general con prisa, necesitáis esta barra.

Como véis no soy nada complicada, son productos versátiles pero fáciles y que llevo usando tanto tiempo que sé que nunca me van a fallar, los adoro. ¿Y vosotras, compartís alguno de mis infalibles? ¿Me recomendáis algún otro?

lunes, 6 de noviembre de 2017

Mavala: colección New Look.






Ya os he comentado en entradas anteriores que Mavala es una de mis marcas de esmaltes favoritas, creada en Suiza hace unos 50 años, ha sabido mantenerse en la cresta de la ola durante todo este tiempo y es por varias razones, como por ejemplo el diseño de sus botecitos, es el tamaño perfecto para viajes y para que no se te sequen los esmaltes y tengas que tirarlos, como a todas nos ha pasado más de una vez.

Me gusta también que sus esmaltes sean 8-free, es decir, que no contengan tolueno, formaldehído, ftalatos, parabenos, xileno, níquel, derivados animales ni alcanfor. Evitan todos estos ingredientes tóxicos y contaminantes, dato a tener en muy en cuenta a la hora de elegir nuestros esmaltes.

Mavala destaca también por sus colores súper vibrantes, lo rápido que se secan en la uña y por su brillo increíble, además de la variedad de tonos que tiene la marca. En esta ocasión su nueva colección de otoño-invierno se llama New Look, y está inspirada en distintas ciudades del mundo con colores vibrantes y acabados muy especiales en cada uno de los esmaltes, os los enseño.


 Copenhagen y Austin.
Dos tonos completamente distintos en cuanto a colorido y acabado: Copenhagen es uno de mis favoritos de la colección, no tengo ningún tono similar. Es un verde pino muy intenso con acabado cremoso y una cobertura y brillo impecable. Austin es el esmalte que llevaba buscando tiempo para ocasiones especiales, un color plata metálica con acabado perlado perfecto para esos días en los que queremos brillar, como por ejemplo, para la próxima Nochevieja.

 Seoul y Munich.
Otros dos esmaltes como los anteriores, completamente diferentes entre sí. Seoul es un tono muy especial, es un tono marrón-bronce con partículas doradas y un acabado perlado, perfecto para estos meses de otoño/invierno, me recuerda al color de las hojas caídas en estos meses, ya os digo que es único. Munich es otro de mis favoritos de la colección, ideal para clásicas como yo, un rojo frambuesa con subtono frío, muy cremoso y con una cobertura impecable. Lo usaré muchísimo, seguro.


Toronto y Melbourne.
De nuevo un enfrentamiento entre tonos y acabados, Toronto es un rojo anaranjado muy cálido, con acabado cremoso y cobertura fantástica. Melbourne es para mi gusto el más particular de la colección, es un tono grisáceo-marrón con partículas doradas y acabado perlado. Lo he usado ya varias veces y realmente llama la atención, es muy especial y creo que perfecto para pieles con subtono rosado.

Como veis, una colección con esmaltes para todos los gustos que podéis encontrar en farmacias y parafarmacias por unos 5-6€, a mí particularmente hacía tiempo que una colección de esmaltes no me gustaba tanto. ¡Se han convertido en un básico a al hora de elegir mis manicuras estos días!

¿Qué os ha parecido la colección? ¿Cuál es vuestro esmalte favorito? ¿Soléis usar esmaltes de Mavala?











(Producto enviado por la marca para emitir mi opinión sobre él libremente, como siempre)
Design by Winter Studio © 2015.